Juegos para hacer con niños en la nieve

Aún quedan semanas por delante antes de que la primavera avance y derrita los últimos copos de nieve. ¿Por qué no aprovechar los días festivos que se avecinan e incluso los fines de semana para hacer una escapada a la nieve? No hace falta ser un experto en eso de subirse a los esquís e ir montaña abajo, también puedes disfrutar de la nieve en familia con los peques.

Una cosa está clara: viajar a la nieve siempre es un buen plan que disfrutar en familia. A los adultos nos encanta y a los niños les apasiona la idea de jugar ese enorme manto blanco y de todas las posibilidades que ofrecen las diferentes estaciones de esquí. ¡Hay tanto qué hacer y tanto en qué divertirse que la nieve siempre es un valor seguro cara a viajar en familia!

Bien sea para disfrutar de la Semana Santa en la nieve o hacer una escapada fuera de España, que en marzo y abril también la nieve nos espera con múltiples planes. Aparte de esquiar y pasarlo en grande venga a practicar este deporte del que, cómo no, no tienes porqué ser experto ni tener miedo (los profesionales de estas estaciones de esquí están acostumbradísimos a trabajar con principiantes de todas las edades), hay otros juegos que hacer con niños en la nieve. Te damos algunas ideas…

Qué hacer en la nieve con niños

Construir un muñeco de nieve. Construye un muñeco con tus peques, empezando siempre por la base, el cuerpo y la cara y más tarde decorando su cara y sus brazos. ¡No os olvidéis de la zanahoria para la nariz!

Guerra de bolas de nieve. ¡Diversión a tope con la guerra de bolas de nieve!  Cuidado no meter piedras dentro de ellas para evitar hacer daño a la otra persona pero sin duda esta estampa clásica es una de las más divertidas que hacer con niños en la nieve.

Pasa la bola. Mientras se cantan canciones se va pasando una bola de nieve grande y compacta. La persona a la que se le rompa queda eliminada y así hasta quedar un único ganador o ganadora.

Una aventura en trineo. El trineo es posiblemente una de las opciones más divertidas que disfrutar en familia. A los niños les encantará este derroche de adrenalina aunque ojo, ten precaución y evitad pendientes muy pronunciadas o peligrosas.

El gato y el ratón. Este es todo un clásico juego para niños en la nieve. Se elige a tres jugadores que serán: el ratón, el gato y el lanzanieves. El resto se quedan en círculo con las manos entrelazadas, y en el interior se coloca el jugador que hace de ratón, fuera el gato que, cómo no, quiere comerse al ratón. Y a unos metros de distancia, el lanzanieves que debe caminar rodeando el círculo mientras lanza de forma suave bolas de nieve al grupo. Los del círculo tienen que impedir que el gato atrape al ratón, y protegerlo levantando y bajando los brazos. El gato, por su parte, no puede romper el círculo. Si logra coger al ratón, se cambia por otros jugadores.

El ángel de las nieves. Otra de las cosas que hacer con niños en la nieve es la típica figura del ángel en el suelo. Os tenéis que tumbar boca arriba despacito y con cuidado para no dejar huellas. Poned los brazos en cruz y debéis subidlos y bajadlos a la vez que abrís y cerráis las piernas. Una vez hagáis la forma de las alas, dejad los brazos en cruz y las piernas abiertas y que os hagan una foto desde arriba.