Viajes de larga distancia con niños, ¿cómo hacerlos más llevaderos?

Viajar en familia no siempre significa hacer un viaje ahí al lado, a casa de los abuelos o descubrir algún municipio o ciudad cercana. También implica hacer un viaje de larga distancia, a miles de kilómetros que incluso puede llevar consigo varios cambios de transporte o diferentes escalas. ¿Cómo llevar esto de la mejor manera posible si viajamos con niños?

Imagínate, si nosotros nos desquiciamos ¿cómo no van a hacerlo ellos? Los viajes de larga distancia con niños pueden convertirse en una auténtica pesadilla no solo para estos, ¡pobrecitos! Si no para los papás y las mamás. Misión número uno antes de salir de viaje: preparar una serie de recursos para que los peques puedan aguantar tantas horas antes de llegar al destino final.

Es normal que al llegar el verano o cualquier época del año destacada en el calendario, queramos salir fuera y ver mundo, sobre todo si somos aventureros y aventureras. Pero también queremos compartir esto con los más pequeños, ¡se lo merecen! Ha sido un año de muchos deberes y exámenes en el cole y ¿por qué no? Nos encanta viajar con ellos y descubrir nuevas ciudades, lugares con encanto y fotografías de ensueño. Viajar en familia es siempre el mejor plan y queremos aconsejarte para no acabar con vuestra paciencia… ni con la suya.

Consejos para viajar con niños en largas distancias

Antes de hacer incluso la maleta toca hablar con los peques y hacerles entender seriamente que el viaje va a ser largo y algo tedioso, que pueden llegar a aburrirse pero que al final se lo van a pasar tan bien y lo van a disfrutar tanto que van a quedar encantados. Es imprescindible trasladarles el mensaje de que deben tener paciencia y portarse bien para no molestar y así seguro tendrán un viaje más calmado y placentero.

Prepara todo como si fuera una auténtica aventura. Háblales del destino con gran interés, casi como si fuera un cuento, haciéndoles ver todo lo que les espera e incluso enseñáles foto. Preparad la maleta juntos y en general irles creando expectación antes de emprender el viaje y siempre recalcando que van es un viaje de larga distancia dónde deben comportarse bien y tener paciencia en todo momento.

Como viajas con niños es imprescindible también buscar sitios chulos que hacer con ellos en el lugar de destino. Cuéntales y enséñales fotos sobre todo lo que les espera, hazles partícipes importantes del viaje, que no es cosa de adultos que en el lugar de las vacaciones también acudiréis a sitios para ellos.

En estos viajes de largas distancias con niños equiparos bien. Que si agua, toallitas, varias mudas, un buen kit para el bebé (es decir sobre todo pañales), medicamentos, un calzado cómodo para ellos, algunos juegos o libros para que no se aburran durante el trayecto, algunas pelis animadas en tus dispositivos móviles, ropa cómoda y sus bocatas preferidos. Nada puede fallar, ni dejarse al alzar. Ellos te lo agradecerán.

Viajar en familia y viajar con niños es siempre una buena solución y qué mejor que organizarte previamente, habladles sobre los pros y los contras además de las normas del viaje pero todo desde un tono amable y siempre creando expectación ante el destino final. ¡Buen viaje!