Islandia en familia

A photo by Thomas Tucker. unsplash.com/photos/-HPhkZcJQNk

 

Islandia es el país de moda. De eso no hay ninguna duda. Muchos de vosotros ya habréis leído y mucho sobre esta isla a medio camino entre el continente americano y europeo. Y también muchos de vosotros estáis pensando en por fin descubrir uno de los países más inexplorados del mundo. Quizás su excelente participación en la Eurocopa de fútbol del año pasado permitió situarse en el mapa mental de los europeos que no conocían este país. Pero sea como fuere, todo el mundo quiere a Islandia. Si como nosotros, quieres hacer partícipe a tus hijos de los parajes del país de hielo, estos son los lugares que no te puedes perder. Nosotros hace un tiempo ya os hablamos de Evaneos, una web de viajes que pone en contacto a viajeros con expertos locales en el destino. Hoy os volvemos a hablar de ellos ya que sus especialistas en Islandia nos han propuesta esta ruta para viajar en familia. Una ruta preparada para que los más pequeños disfruten cada segundo, no se cansen demasiado y para que padres e hijos disfruten de esta experiencia única en el país del hielo.

Lo que el experto de Evaneos nos ha propuesto es empezar por la Laguna Azul. Uno de los lugares más visitados del país y que se encuentra a medio camino entre el aeropuerto internacional y Reykjavik, su capital. Aquí podréis disfrutar de museos, cafeterías y paisajes increíbles. Desde su puerto parten los barcos para avistar ballenas. Así que os animamos a aprovechar vuestra estancia para que vuestros hijos se asombren con la naturaleza salvaje.

shutterstock_496634437

Lo más recomendable en este país es recorrerlo o bien en un coche de alquiler o bien con chófer. Puedes elegir lo que más te convenga, pero seguro que vivir esta aventura en familia será inolvidable para todos. La segunda parada que nos proponen es el Fiordo Borgarfjordur, uno de los más grandes y profundos de Islandia.


shutterstock_458404234

Islandia tiene multitud de lugares que visitar por lo que el tiempo siempre juega en nuestra contra, pero si hay algo que hay que ver sí o sí es el Círculo Dorado. Es decir, el lugar en el que se agrupan tres de los lugares más visitados y conocidos de Islandia. Son la cascada de Gullfoss, el valle de Haukadalur, conocido por su Geiser y el valle y la falla de Thingvellir.

Antes de volver a Reykjavik para seguir la ruta por el sur, el agente local de Evaneos nos propone visitar las granjas islandesas para descubrir su fauna. También nos previene de que no nos asustemos si vemos caballos salvajes islandeses en nuestro recorrido. ¡Es de lo más normal!

caballos islandia

Nuestra ruta continúa hasta las maravillas de la naturaleza que presenta la costa sur de la isla. Nos recomiendan el sendero que hay detrás de la Cascada Seljalandsfoss y si os apetece un baño termal junto a vuestros hijos, podéis llegar hasta Seljavellir, lugar en el que se sitúa una piscina al aire libre en un entorno montañoso digno de película.

blue lagoon rocks

La siguiente etapa seguro que es una de las más espectaculares y esperadas. La Laguna Azul se encuentra tras la Península de Reykjanes y es famosa por su color azul y por sus aguas minerales. Además está rodeada de formaciones de lava sobrenaturales. Un paisaje que podríamos confundir con Marte. Islandia tiene mucho más. Podríamos perdernos meses, pero es momento de volver a la capital. Aquí, el agente nos recomienda reposar un día para asimilar todo lo que el país nos ha mostrado y descubrir sus parques y su gastronomía. Si queréis descubrir estos lugares y no pasar demasiado frío lo mejor es ir en primavera y verano. Islandia es un país maravilloso al que acudir con tus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *