Por el parque natural de Segura con niños: de Capellanía a Hornos de Segura

Con la llegada de la primavera las familias planificamos viajes a la naturaleza tal vez como una forma de reencontrarnos en un ambiente saludable y de convivencia. De entre los numerosos espacios naturales esta Semana Santa estuve con mi familia en el Parque Natural de Cazorla y Segura (Jaén).

Este parque es uno de los más grandes de Andalucia, y además ofrece a las familias numerosas rutas a pie para descubrir los parajes de montaña, ríos y zonas forestales desde Segura a Cazorla. Una de mis rutas favoritas es acercarme al Embalse de Tranco y al río Borosa, donde podemos observar las manadas de ciervos en el parque cinegético del embalse. Pero antes de ir al embalse aconsejo una parada en el pueblo de Hornos de Segura, ubicado en un monte donde sus casas se encuentran edificadas en un acantilado sobre el embalse.

Hornos es un pequeño pueblo, con un castillo restaurado donde podemos conocer las estrellas, si reservamos las noches astronómicas de su Centro. Además es un lugar ideal para disfrutar de los vuelos de parapente que descienden desde el pico del Yelmo, una cumbre en forma de pico que preside este sector de la sierra. Desde Hornos podemos tomar la carretera que lleva al Yelmo, Río Madera y parajes con inmensos bosques donde el ciervo habita en sus montes solitarios. Pero antes vale la pena conocer pequeñas aldeas como la Capellanía, un pueblo más arriba de Hornos en las estribaciones de estas montañas de la sierra de Segura. Desde la aldea de la Capellanía, podemos hacer con los niños un bello y corto tramo del sendero GR 247 Bosques del Sur y del PRA148. Tan solo 4,8 km de sendero por bosques barrancos y olivares que descienden de la alta sierra a las fértiles tierras de Hornos ya en el valle.

Desde las casas de la Capellanía un poste indica la dirección hacia Hornos de 4,8 km que perfectamente podemos hacer en 1h30 (solo ida salvo que dejemos otro coche en Hornos). La aldea es un remanso de paz, donde el ganado y los pocos habitantes de vez en cuando reciben la visita de senderistas. La senda baja por una pinada hasta un barranco donde el agua brolla con intensidad en un azud con grandes cascadas. Tras dejar este curso de agua y el olivar, la senda desciende por el denso bosque de pinos hasta que poco a poco abandona el curso del barranco y toma altura por la pinada. En 15′-20′ desde la aldea ya habremos llegado a otro campo de olivos que lo cruzamos en ascenso para recorrer una senda que recorre la parte alta del barranco y nos permite magnificas visitas de las cumbres y acantilados que rodean la aldea. Conforme bajamos por la senda ya se ve a lo lejos las antenas del pico El Yelmo. Ahora la senda nos acerca a un deposito de agua casi 1h desde Capellanía, en un pinar. Solo queda bajar por una pista forestal que conecta en menos de 10′ con el pueblo de Hornos entre olivos. Esta propuesta se puede hacer con niños en descenso en 1h30 y aconsejamos dejar otro coche abajo o que alguien deje a la familia en Capellanía y luego baje a recogerlos con el coche en Hornos donde acabar comiendo en alguno de los abres de este bello pueblo serrano.

Una ruta sencilla para disfrutar en familia que será sin duda la primera de las rutas por el parque natural de Cazorla y Segura, que ofrece paseos para todas las edades, si sabemos informarnos en los Centros de Visitantes del parque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *