10 razones por las que en invierno también se viaja en familia

Tradicionalmente parece asumido que los grandes viajes solo se pueden realizar en temporada de verano. Y no, pensar esto es un gran error. El invierno también es una época ideal para viajar en familia y con múltiples opciones por las que decantarte. Pasarlo en grande, incluso con frío, es posible. ¿Por qué no planear ya vuestro viaje en invierno?

Date cuenta de una cosa aún falta mucho tiempo para las próximas vacaciones de verano, el año lectivo puede hacerse larguísimo tanto para ti como para tu familia. No pienses que solo es posible hacer la maleta y coger un avión cuando el termómetro sube, el invierno es una época idílica dónde llevar a cabo unas vacaciones y un viaje en familia. Seguro que nunca has probado esta experiencia, ¿por qué no este invierno? Hay muchas razones por las que animarse.

Viajes más baratos. Los viajes en invierno al estar menos solicitados son también más económicos por lo que viajando en estos meses podrás ver los sitios que queráis ver sin gastar igual que si los visitaseis en pleno verano.

Menos masificación de gente. Viajar en invierno y viajar en familia significa que puedes contemplar todo con más tranquilidad. No todo el mundo viaja durante esta época del año así que habrá menos turistas, menos colas para ver los monumentos o disfrutar de las diferentes atracciones.

Actividades propias del invierno. Igual que el verano tiene las suyas, también el invierno tiene sus propias actividades (no solo nieve) Eventos, fiestas locales, celebraciones… que solo puedes disfrutar en esta época gélida del calendario.

Puentes, fiestas y fines de semana. El invierno está repleto también de puentes y sobre todo fiestas (Navidad) y fines de semana dónde planear bonitas escapadas en familia. Viajar en familia aprovechando estos días free en el calendario.

Un break para ti… Viaja en invierno y viaja en familia y desconecta de la rutina del trabajo. Tu cuerpo y sobre todo tu mente lo agradecerán. Una ocasión ideal para recargar fuerzas, ¿te animas?

Y un descanso para tus hijos. Lo mismo ocurre con tus hijos, aprovechad los días libres a mitad de curso servirán para relajarse y poder retomar las clases con más energía, ¿os animáis?

El encanto de las ciudades en invierno. Las ciudades y los pueblos tienen un encanto diferente en invierno. La luz es otra, el ambiente también… y acabaréis encantados de haber descubierto ciudades tan bonitas en su otra cara menos turística.

Una opción diferente. Viajar en verano es lo típico. Que sí, que está genial pero el invierno con sus días más cortos, su frío, su niebla, su ropa de abrigo… también tiene su encanto y os va a encantar. ¡Querréis repetir la experiencia!

Aprovechar las vacaciones de invierno. Puede ocurrir que tú o tu pareja tengáis alguna semana de vacaciones en invierno, ¿por qué no procurar que coincidan las fechas y viajar? Si tenéis hijos también pueden acompañaros, ¿no creéis?

¿Y por qué no? Y cómo no, ¿por qué no viajar en invierno? Ya lo comentábamos al principio de este artículo: cualquier momento y cualquier excusa es buena para viajar. Reservar un hotel, hacer las maletas y descubrir rincones nuevos o viejos pero encantadores conocidos que os ilusionarán.

En www.viajarenfamilia.net disponemos de un gran catálogo de viajes con los que disfrutar de tus vacaciones familiares en invierno. ¿Qué preferís uno de nuestros viajes a una ciudad irresistible, a un paraje natural o a un lugar especialmente diseñado para los más peques de la casa? También elaboramos viajes a medida para que disfrutéis de un viaje en familia durante el invierno como siempre habíais soñado.

De hecho, ¿habéis pensando viajar en Navidad con la de opciones que tiene esta bonita época del año? Hay muchos destinos cercanos y asequibles donde viajar con tus seres más queridos y desde Viajar en familia queremos sorprenderte. Destinos navideños dónde descubrir que viajar en invierno y pasarlo en grande también es posible. Viaja en familia y viaja en invierno y sorpréndete de lo encantador de viajar durante esta época del año, ¿hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *