Islas, el paraíso cercano

No es necesario irse lejos para disfrutar del paisaje impresionante de nuestras islas .

Port de Andratx en Mallorca

¿Sabes? En España somos unos privilegiados. No es necesario salir fuera de nuestro país para disfrutar de destinos de película. Ciudades y pueblos con gran historia donde la cultura, la gastronomía, el ocio y la diversión se dan la mano. Y cientos y cientos de kilómetros de playas que disfrutar en familia, eso sí este año toca visitar alguna de nuestras islas. Auténticos paraísos a poca distancia que disfrutar con nuestros hijos. ¿Te animas? ¡descúbrelas!

12 son las grandes islas que tiene España repartidas en dos Comunidades Autónomas con mucho más que ver entre ella de lo que pensamos: espectaculares vistas, naturaleza desbordante, kilómetros de arena y un turismo consolidado de playa, relax y diversión para toda la familia que merece la pena disfrutar prácticamente durante cualquier parte del año.

Por un lado, en pleno Mediterráneo tenemos a las Islas Baleares, orgullosa de su Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y Cabrera. Y mucho más al sur, bañada por el océano Atlántico las Islas Canarias repartida en 7 bellas islas: Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, Tenerife, La Gomera y El Hierro. Islas que cada año reciben millones y millones de turistas extranjeros y cómo no también turistas nacionales dispuestos a aprovechar cada verano, cada puente y cualquier escapada para pasarlo en grande. Paraísos terrenales totalmente recomendables que visitar en familia, tus hijos al igual que vosotros acabaréis enamorados de las islas. Canarias y Baleares son otro mundo.

Viajar en familia a las Islas Baleares

Ibiza. Sí, Ibiza es la capital del ocio nocturno español por antonomasia pero no solo eso, Ibiza también está hecha para viajar en familia porque Ibiza también tiene playas dónde ir con tus niños a pasar días de sol, chapuzones y relax.

Mallorca. Una de las islas más elegantes de España, dónde en su puerto deportivo podemos encontrar imponentes y sofisticados barcos. Mallorca a su vez combina a la perfección lo que es cultura con ocio y entretenimiento para toda la familia. Ideal para unas vacaciones relajadas.

Menorca. 216 kilómetros de costa dan para mucho pese a su pequeño tamaño comparado con otras islas del Mediterráneo. De gran importancia histórica, Menorca posee una atmósfera especial, de relax imperturbable, un destino idílico para viajar con los que más quieres.

Formentera. ¿Qué tal viajar en familia a Formentera? Una isla de 90 kilómetros cuadrados con una esplendorosa naturaleza, repleta de pinos y una calma ideal para desconectar, relajarse y olvidarse del estresante ritmo de la ciudad.

Cabrera. Menos conocida pero no menos espectacular es Cabrera, formada por 19 islotes y apenas 15 kilómetros de las costas de Mallorca, ideal para una excursión en familia por las Islas Baleares.  No debes dejar de visitar sus calas de ensueño y su parque natural protegido.

Viajar en familia a las Islas Canarias

Gran Canaria. La Playa del Inglés, Maspalomas… seguro que has oído hablar de estas playas. Gran Canaria además puede presumir de tener una oferta de turismo familiar de las mejores en cuanto a islas. No solo su gastronomía, sus costumbres o sus playas son algunos de sus encantos, también lo son sus grandes cumbres.

Lanzarote. Está considera como la isla desde dónde más bonita se ve la luna, ¿lo sabías? De gran valor ecológico, viajar en familia a Lanzarote es la perfecta combinación entre naturaleza, playas infinitas y ocio para todos.

Canarias

La Palma. Es la isla bonita, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, debido sus numerosos tesoros ecológicos. Destacan sus manantiales, como los Nacientes de Marcos y Corderos, barrancos como el Barranco del Agua, o lugares de gran belleza como el Bosque de El Canal, Los Tiles, el Jardín de las Aves o el Maroparque.

Fuerteventura. ¿Buscáis practicar deportes acuáticos y de aventura en familia? Vuestro destino, sin duda, debe ser Fuerteventura, una de las capitales mundiales del windsurf.  Además también tiene calas, cuevas, grietas… en su misteriosa orografía. Toda una experiencia.

El Hierro. Esta pequeña isla ha sido diseñada por el mar, basta con ver su costa, cortada y esculpida por la fuerza del agua. Posee una naturaleza tranquila y privilegiada y bonitas playas poco masificadas donde relajaros en familia.

Tenerife. Bellos acantilados, una flora radiante y exultante, acantilados espectaculares y playas envidiable. Si encima le añadimos una oferta de ocio y entretenimiento para todos los públicos y playas infinitas, sobran los motivos por los que dejar caerse por Tenerife, ¿verdad?

La Gomera. Redonda con una forma casi perfecta, La Gomera puede presumir de bellas costas abruptas y acantilados y a su vez un paisaje montañoso que alcanza su gran macizo central, el Alto de Garajonay declarado Parque Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *