Razones por las que optar por un viaje a medida en familia

Son vuestras vacaciones ¿verdad? Pues vosotros elegís hasta el último detalle de vuestro viaje, tal cual. Esta es nuestra propuesta en Viajar en familia, porque aunque tenemos magníficos destinos y packs organizados con el objetivo de que disfrutéis de unas vacaciones de ensueño, también os ofrecemos la posibilidad de diseñar un viaje a medida para toda la familia.

Porque reconozcámoslo, no todos en casa tenemos los mismos gustos ni las mismas necesidades. Los adultos porque somos adultos y los niños porque son niños, a cada uno nos apetece cosas diferentes. Es complicado (pero no imposible) disfrutar de un viaje cerrado donde todo encaje para todos. Siempre notaremos algo que falta. Por un lado, puede que los adultos planes más tranquilos o culturales y los niños, más diversión y entretenimiento. Viajar en familia es lo que tiene.

El objetivo de unas vacaciones en familia debe ser disfrutarlas todos juntos y que todos volváis con una sonrisa y con esa sensación de haberlo pasado maravillosamente bien. Así que una de las mejores opciones decidirse por un viaje a medida. Para ello, ¿qué podéis hacer? Os damos algunos consejos para decidiros.

Cómo diseñar un viaje a medida en familia

Lo primero que debéis hacer, antes que nada, es planear dónde queréis ir y sobre todo respetad cada opinión. Si los peques confían plenamente en vuestra decisión no habrá mucho más que decir, vosotros decidís dónde ir siempre y cuando haya también cosas en el lugar o lugares de destino que vuestros peques puedan disfrutar.

Si tus hijos son algunos mayores o por un determinado motivo quieren ir a algún sitio en especial, escucha lo que tienen que decir, sometedlo a votación familiar y ver las opciones que hay para ese lugar en concreto. Una vez decidido el sitio, lo próximo para diseñar vuestro viaje a medida en familia es optar por que ver y que no. Suele pasar que los destinos tienen infinidad de lugares de interés que visitar en familia pero, claro, el tiempo es el que es y debemos priorizar.

La idea perfecta es combinar: planes de adultos con planes para niños, a no ser que queráis que todo sean planes para los peques y, por tanto, sacrifiquéis vuestras apetencias en este sentido. Si es así, a empaparos bien todos sobre cómo los peques de la casa pueden exprimir bien las vacaciones.

En un viaje a medida para toda la familia no debéis abusar de “planes para mayores”. Ir a museos o a ver edificios con historia está bien pero los niños son eso: niños, no puedes meterlos todo el rato en museos y espacios similares, se van a aburrir mucho. Y algunos niños cuando están aburridos “pueden ser peor” que cuando están exaltados con tantos planes, y podéis acabar enfadados todos con todos.

Hacedles entender a vuestros hijos que es un viaje a medida familiar y que todo lo que ellos quieren ver es imposible, que tienen que elegir como vosotros, como adultos, también vais a elegir. Podéis compatibilizar perfectamente sitios dónde ir que os gusten a unos y sitios que os gusten a otros.

En Viajar en familia os ofrecemos viajes a medida para que lo paséis todos juntos. De hecho, desde nuestra web podéis mandarnos una consulta con vuestras fechas deseadas, destino o destinos prioritarios, tipo de estancia que preferís, categoría del hotel, número de personas, régimen de estancia, edades de los niños y motivos del viaje para que atinemos al máximo en vuestra petición, ¿os animáis? ¡os esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *